La Tierra se enfría medio grado y reta al cambio climático

296

Las temperaturas medias mundiales han descendido casi medio grado en los últimos 20 meses, según ha difundido el comentarista Rowan Dean a través del canal Sky News Australia.

En una emisión del pasado fin de semana, este hombre aseguró que “la Tierra se ha hecho 0,454 ºC más fría desde que Donald Trump fue elegido” presidente de Estados Unidos, según estadísticas que la NASA publicó el pasado abril.

Así, Dean destacó que “es el período de enfriamiento en 20 meses más rápido desde 1916” y se trata de “otro triunfo de Trump”, a pesar del escepticismo que genera la percepción respecto al cambio climático que el mandatario norteamericano ha manifestado en numerosas ocasiones.

Rowan Dean también comparó las últimas imágenes terrestres de la agencia espacial estadounidense con otras fotografías de 1984 para abordar la supuesta reducción de playas debido a la subida del nivel del mar.

Según sus cálculos, el 24 % de nuestras playas han desaparecido, pero como han crecido un 28 % en otros lugares la Tierra tiene casi 9.500 kilómetros cuadrados adicionales, con lo cual dedujo que este fenómeno no resulta perjudicial.

A muchos internautas no les agradó esta información. De hecho, una persona tuiteó una gráfica en la que aparece la evolución de la temperatura terrestre desde 1880 hasta nuestros días, que muestra una tendencia al alza.

Aún más frío en términos de dos últimos años

El sitio web Real Clear Markets fue uno de de los primeros en advertir que las estadísticas de la NASA reflejaban un descenso de las temperaturas, cuando destacó que entre febrero de 2016 y el mismo mes de 2018 la Tierra se enfrió 0,56 ºC.

Ese cambió supuso un enfriamiento récord en un bienio del último siglo, mientras que febrero de 2018 fue más frío que ese periodo en 1998.
Medidas de Trump

Una de las primeras decisiones como gobernante que tomó Donald Trump fue retirar a EE.UU. de la Convención Marco sobre el Cambio Climático que había firmado su predecesor en el cargo, Barack Obama, porque “incluso si el Acuerdo de Paris fuera implementado plenamente, con el cumplimiento general por todas las naciones, se estima que solo produciría una reducción de dos centésimas de grado en la temperatura global para 2100”.

Cuando acababa 2017, el inquilino de la Casa Blanca destacó que el Este de EE.UU. vivía su fin de año más frío jamás registrado y rechazó contener el calentamiento global porque, para contenerlo, su país debería “pagar billones de dólares”.