Las sanciones contra Moscú se deben “a la política interna de EE.UU., no al caso Skripal”

309

Washington afirma que impondrá nuevas sanciones contra Moscú por el caso Skripal, pero en realidad estas medidas están relacionadas con la política interna de EE.UU., sostiene en declaraciones a RT el escritor y periodista británico Neil Clark.

Clark califica de “increíble” y “completamente incorrecta” la decisión de EE.UU., y explica que “no hay ninguna razón lógica para que lo haga ahora”, ya que el Reino Unido no ha presentado ninguna prueba o información nueva sobre el caso Skripal que pudiera haber provocado las sanciones.

De esta manera, la medida está relacionada más bien con “la política interna de EE.UU.”, opina el periodista, quien explica que Donald Trump “ha estado bajo mucha presión en su país” por decir que quiere reunirse de nuevo con Vladímir Putin, y que el mandatario estadounidense “dice una cosa un día, y otra cosa al día siguiente, para tratar de mantener felices a las distintas facciones”.

“No importa lo que haga Rusia, será sancionada”

Según Clark, el caso Skripal es solo una excusa conveniente, y si no hubiera sucedido, “habría algo más que usarían como excusa”. “No importa lo que haga Rusia, será sancionada, a menos que [haga] exactamente lo que EE.UU. quiere que haga en la política exterior”, resaltó el experto, señalando que esto incluiría permitir a Washington hacer lo que quiere en Siria y en el resto de Oriente Medio.

A juicio del periodista, la situación actual parece una “guerra de sanciones”, un “tipo de juego en el que todos tienen que demostrar lo duros que son con Rusia”.

El analista pronostica también que Londres podría seguir la iniciativa de Washington, ya que “hemos visto una y otra vez que el Reino Unido ha respondido muy rápidamente” cuando EE.UU. introduce sanciones a un país o a ciudadanos de un país.

  • El Departamento de Estado de EE.UU. anunció este miércoles que para el próximo 22 de agosto se prevé la entrada en vigor de nuevas sanciones contra Rusia por el ataque contra el exagente doble ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia en el Reino Unido ocurrido el pasado mes de marzo.
  • Por su parte, el Ministerio ruso de Exteriores aseguró que Moscú va a preparar un paquete de medidas de respuesta ante este “nuevo paso inamistoso de Washington”, subrayando que las acusaciones contra Rusia se producen “con ausencia de una base legal”.