Lavrov: “Me quito el sombrero ante los diplomáticos británicos por influir en la política europea”

165

Hasta el día de hoy el Gobierno británico no ha presentado evidencias contundentes y pruebas más fidedignas que la frase “altamente probable” acerca de la supuesta implicación de Rusia en el envenenamiento del exagente doble de inteligencia Serguéi Skripal y su hija Yulia en la ciudad inglesa de Salisbury en marzo, pero ha logrado convencer a los países de la UE de la ‘culpa’ del Kremlin y lograr que expulsaran a los diplomáticos rusos, ha señalado el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

“Cuando preguntamos a nuestros homólogos de Europa, que se vieron obligados a ceder ante este chantaje, si los ingleses les presentaron algo más de lo que dicen en público, o sea, algo más que ‘highly likely’ (altamente probable), nos respondían que no, pero que les prometieron hacerlo más tarde”, ha comentado Lavrov este lunes durante un encuentro con estudiantes del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO).

El canciller ruso ha subrayado que hace esta pregunta con cierta regularidad, pero “hasta la fecha nadie le ha presentado nada a nadie”. “Las tradiciones británicas son bien conocidas. Sinceramente me quito el sombrero ante los diplomáticos británicos, que logran influir en la política de la UE hacia Rusia y EE.UU. también mientras el país se retira por completo de la UE”, ha declarado Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa ha destacado que justo después del ataque contra los Skripal la reacción de la UE era bastante moderada, pero Londres consiguió “convencer a dos tercios de la UE de expulsar a uno, dos o tres diplomáticos rusos”.