López Obrador plantea transformar el Ejército en una Guardia Civil y desata una polémica en México

201

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, planteó la posibilidad de transformar al Ejército y la Marina para crear una Guardia Nacional que ayude a pacificar al país y no se utilice para “reprimir”.

Las declaraciones de López Obrador se produjeron durante un acto público el 29 de septiembre, realizado en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, lugar donde se produjo la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968.

En dicho escenario, el político mexicano aseguró que en su momento enviará al Congreso una iniciativa de ley para reformar a las fuerzas armadas y crear un “ejército de paz” para combatir la epidemia de violencia e inseguridad que padece el país.

“En esta plaza hacemos el compromiso de no utilizar nunca, jamás, el Ejército para reprimir al pueblo de México”, dijo López Obrador. “Tenemos un grave problema de inseguridad y violencia en el país y vamos a buscar la manera de enfrentarlo sin el uso de la fuerza. Vamos atender las causas de la violencia en México”, agregó (a partir del minuto 30:10).

“Los marinos y los soldados tienen que ayudarnos, sin el uso de la fuerza. Como un Ejercito de paz nos tienen que ayudar para garantizar la seguridad interior y la seguridad pública”, dijo.

En ese contexto, López Obrador propuso convertir a las fuerzas armadas en una Guardia Civil.

“Vamos a crear una Guardia Civil a nivel nacional con el apoyo del  Ejército, de la Marina y de la Policía Federal. Vamos a unir estas corporaciones en una Guardia Civil, en una Guardia Nacional, donde se va a limitar el uso de la fuerza y se van a respetar los derechos humanos, y de esta manera vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en México”, apuntó.

“Es una reforma al Ejército que voy a proponer en su momento, porque no tenemos muchas opciones. Dicen algunos que regresen los militares a los cuarteles, pero ¿qué pasa si actuáramos así? Dejaríamos a la gente en estado de indefensión porque se creó la Policía Federal con ese propósito y no funcionó, se echó a perder. Ni siquiera tienen los elementos suficientes”, agregó el presidente electo.

Un tema que, además, se suma a los encontronazos que ha tenido López Obrador con el Ejército en los últimos años, luego de que en 2017, el hoy presidente electo mantuviera una confrontación verbal en los medios con el todavía Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, en torno a la labor del Ejército en el combate a los cárteles del narcotráfico y acontecimientos como la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Las protestas contra la militarización

Las declaraciones de López Obrador desataron la polémica en las redes sociales, debido a la manera en que un grupo de académicos y activistas se han pronunciado en contra de mantener la militarización de la seguridad pública y la Ley de Seguridad Interior que aprobó el Congreso mexicano a finales de 2017, una iniciativa que da facultades extraordinarias a las fuerzas armadas para combatir a la delincuencia.