Casi dos semanas después que el huracán Irma desatara una gran demanda de gasolina en la Florida, los precios del ansiado combustible alcanzaron la cifra más alta de los tres últimos años en el estado, de acuerdo con el club de automovilistas AAA.

El precio promedio estatal de la gasolina regular sin plomo alcanzó los $2.73 por galón el pasado 14 de septiembre, sobrepasando así al número más alto que se registró en diciembre de 2014. El domingo, 17 de septiembre, sin embargo, había bajado a $2.71 por galón.

El actual precio promedio en el área de Miami es de cerca de $2.75 por galón, según una encuesta que realizó el portal GasBuddy.com.

El precio promedio más caro de la gasolina en la Florida se halla en el área de West Palm Beach-Boca Raton ($2.80) y Fort Lauderdale ($2.74).

El precio promedio más barato de la gasolina en la Florida se encuentra en Pensacola ($2.63), Tallahassee ($2.65), Fort Myers-Cape Coral ($2.69), según la AAA.