Lula da Silva se niega a presentarse en Curitiba y esperará a la Policía Federal

6

El ex presidente Lula da Solva se niega a presentarse en Curitiba y esperará a la Policía Federal en la sede de un sindicato en San Pablo, después que el Superior Tribunal rechazó su último hábeas corpus; crece el riesgo de incidentes.

Vencido el plazo para que Inácio Lula da Silva se entregue a la Justicia, una barrera humana formada frente al Sindicato de Metalúrgicos del ABC, donde se encuentra atrincherado el ex presidente brasileño, podría impedir que se concrete este viernes la detención del dirigente del PT. El plan fue puesto en práctica por la Articulación de Izquierda, una de las corrientes petistas.

Si bien técnicamente el ex mandatario ya debía haber sido detenido, no será considerado prófugo ni se modificarán las condiciones de arresto.

Se esperaba que Lula hablara cerca de la hora límite de las 17, pero por el momento mantiene el silencio sin fijar su posición.

Lo concreto es que, políticamente atrincherado en la sede de ese gremio en San Bernardo del Campo, en el conurbano paulista, el ex mandatario siembra dudas en la Policía Federal.

Este organismo de seguridad que depende del gobierno federal –y no de la Justicia– teme cumplir la orden de prisión determinada por el juez Sergio Moro para después de las 17.