Lula Da Silva sigue a la cabeza de las encuestas, pese a seguir en la cárcel

122

Lula da Silva, preso desde el 7 de abril, sigue liderando las intenciones de voto para las elecciones presidenciales de octubre en Brasil, según la última encuesta Datafolha divulgada la madrugada del domingo.

El sondeo, realizado el 6 y 7 de junio, señala que el 30% del electorado votaría por el ex presidente Lula (2003 y 2010), que cumple una condena de 12 años y un mes de cárcel en Curitiba (sur), acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero.

La última encuesta Datafolha, difundida en abril poco después del encarcelamiento del líder de izquierda de 72 años, le daba un 31% de apoyo.

En este nuevo sondeo, el 21% de los consultados declaró no tener aún un candidato definido.

El precandidato de ultraderecha, Jair Bolsonaro, computó 17% de las intenciones, seguido por Marina Silva, la ex ministra del Ambiente de Lula, con 10% del electorado.

En los escenarios sin Lula, los nombres que la prensa especula como posibles reemplazos del fundador del Partido de los Trabajadores (PT) registran 1% (el ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, y el exgobernador de Bahia, Jaques Wagner).

Lo que aumenta sin Lula es el porcentaje de brasileños que se declaran sin candidato (33%). Sin el PT en la contienda, suben a 34%.

Sin Lula en la pelea, Bolsonaro llega a 19% y Marina a 14-15%.

Debido a diferencias en las formulaciones no es posible comparar el resultado con el de abril, cuando Bolsonaro obtuvo 15% y Marina 10%, pero la proporción de votos y la preferencia es similar, dejando en evidencia que Lula continúa incidiendo significativamente en la elección y que a cuatro meses de los comicios, muchos brasileños no definen una alternativa.