Meghan Markle, la duquesa de Sussex, y el escándalo de una nueva vergüenza

164

Dicen que la hermana de la duquesa de Sussex, Samantha Markle, viajó a Londres para tratar de conversar con Meghan sobre la deteriorada salud de su padre Thomas Markle, y aunque parece que estaba intentando reconciliar su relación con la esposa del príncipe Harry, la forma que escogió para hacerlo la llevó a conceder una nueva entrevista televisiva con el presentador Jeremy Vine, lo que ha significado una nueva vergüenza para Meghan, las cuales en relación a su familia parecen ser una constante en su vida.

La palabras de Samantha, según reportó el portal de la revista Quién, abordaron temas puntuales en los que destaca que reconoce cómo toda la problemática familiar se ha salido de control: “Diría que han sucedido demasiadas cosas y que muchas de ellas se salieron de control sin que esa fuera la intención inicial”.

Además añadió: “Creo que todo el mundo se sintió herido por no haber sido invitado a la boda. Creo que podría haberse solucionado si alguien hubiese sido incluido y habríamos podido pasar página con una actitud positiva”, declaración que cae en la especulación.

“Todos esos sentimientos no se habrían salido de control, pero lo creas o no, no significa que te queramos menos. Este tipo de situaciones se dan en las familias cuando hay confusión y la gente se siente ofendida. Me disculpo y desearía que las cosas pudieran ser diferentes”, dijo Samantha Markle, y aunque asegura que no culpa de nada a su hermana, sus palabras son en parte acusatorias