Melania Trump regresa a la frontera para visitar a familias migrantes

147

La primera dama MelaniaTrump aterrizó este jueves en Tucson, Arizona, llegando al Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza que actualmente está siendo utilizado como un centro de detención de inmigrantes indocumentados.

Este es el segundo viaje que realiza la frontera de los Estados Unidos en varias semanas.

La crisis de la separación de familias en la frontera ha llevado a la primera dama a querer proyectar un mensaje más compasivo hacia la situación de miles niños que han sidos separados de sus padres ante la política federal de “cero tolerancia”.

Melania Trump visitó el inmueble con el objetivo de aprender acerca de los problemas en la frontera de primera mano y agradecer a los oficiales por el trabajo a veces peligroso que hacen, dijo Grisham.

Más de 2,000 niños han sido separados de sus padres desde que la administración Trump comenzó a aplicar una política de inmigración de “cero tolerancia” hace varias semanas.

En la instalación de protección fronteriza, Melania tuvo una reunión de mesa redonda con funcionarios y algunos rancheros locales.

La primera dama continuó “alentando la reunificación familiar” e instó al Congreso a “arreglar nuestro sistema de inmigración quebrado”.

Después de la mesa redonda, la primera dama y los miembros de la prensa visitaron la instalación de admisión, un lugar donde las familias pasan por el proceso inicial y son separadas si el Departamento de Seguridad Nacional lo considera necesario.

El jueves pasado, la primera dama sostuvo una reunión similar de una hora con personal de inmigración y recorriendo el refugio para niños Upbring New Hope en McAllen.

La instalación es asistida por el Departamento de Salud y Servicios Humanos en la que albergan y cuidan a menores no acompañados que han ingresado al país ilegalmente hasta que puedan ser ubicados con familia o voluntarios.

La primera visita de la primera dama a la frontera el jueves pasado se vio eclipsada por una chaqueta Zara de 39 dólares estampada en la parte posterior con las palabras “Realmente no me importa. ¿y a ti?” cuando salió y regreso a la base Andrews en Maryland. No utilizó la chaqueta mientras estaba en Texas.