México amenaza con usar la fuerza para frenar a la caravana y AMLO vuelve a prometer visas de trabajo

240

El Gobierno mexicano asegura que sigue “valorando” el uso de la fuerza para detener la caravana de casi 5.000 inmigrantes centroamericanos que esta mañana ha forzado su entrada en el país por la frontera guatemalteca.

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, ha acusado a los inmigrantes de usar a mujeres embarazadas y niños “como carne de cañón” para obligar a las autoridades a abrir la verja, rompiendo, según ha dicho al diario Milenio, un acuerdo previo para una entrada ordenada y no en avalancha.

“Lo único que le solicitáramos es que fuera ordenado, que pudiéramos tener espacio para atenderlo en grupos de 50 personas para que tuvieran una estancia documentada y no estuvieran sujetos a violaciones a derechos humanos”, dijo Navarrete Prida. “Hoy, de marea violenta están tratando de entrar a México y han lastimado a policías mexicanos. Nosotros no utilizamos fuerzas armadas porque ofrecimos la obligación de auxiliar”, ha añadido, “la policía no violentará a una mujer ni un niño”.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, que tomará posesión el 1 de diciembre, ha prometido por su parte este mediodía de nuevo visados de trabajo para los inmigrantes de la caravana.

“Estamos planteando inclusive el otorgamiento de visas de trabajo porque vamos a tener posibilidad en nuestro país de crear muchos empleos. Tenemos disponibilidad de recursos y de empleos. Es un plan de creación de cortinas para ir reteniendo a los mexicanos y a los centroamericanos en sus pueblos, en sus regiones, que nadie se vea obligado a emigrar”, ha explicado.

El mensaje del presidente electo parece haber tenido resonancia entre los migrantes que se encuentran en la caravana, que tratan de llegar a México.

“Hemos escuchado de un presidente nuevo, que se habla muy bien de él y estuvimos viendo que iba a dar empleos… Nosotros nos queremos quedar en México”, dijo Walter Coello, hondureño que viaja con la caravana, en entrevista telefónica con la periodista Carmen Aristegui.