México tiene la universidad más peligrosa del mundo: muertes, palizas, secuestros y epidemias

118

Tras una serie de desapariciones, secuestros, palizas y epidemias de fiebre del dengue y chikungunya, la Universidad Veracruzana de México está considerada como la institución académica más peligrosa. A esos incidentes se le suma la alta tasa de criminalidad existente en la zona.
La Universidad Veracruzana de México es el lugar más peligroso para estudiar en el país norteamericano. En esta institución académica, con base en la ciudad de Xalapa (capital del estado de Veracruz), sólo un 78% de los estudiantes regresan para comenzar el próximo año académico, debido a que está atravesando por un periodo muy turbulento, según informa ‘The Daily Mail’.

“Hemos tenido muertes, plagas de insectos, enfermedades mortales y una violencia terrible (…) no quedan muchas más atrocidades para completar el conjunto”, ha declarado un portavoz de la universidad al diario británico. Por su parte, el personal del centro compara la situación actual con “las plagas de Egipto”.

El ataque a ocho universitarios

Los problemas comenzaron hace dos meses, cuando un grupo de 10 hombres enmascarados y armados con machetes y bates de béisbol irrumpieron en una fiesta de cumpleaños que se celebraba en la universidad y golpearon salvajemente a ocho estudiantes.

Las víctimas, cuatro hombres y cuatro mujeres, terminaron en el hospital de la ciudad y, aunque ninguno de ellos ha fallecido, este ataque ha asustado mucho a la comunidad estudiantil. Cinco de los agredidos han desaparecido sin dejar rastro, mientras que los otros tres han huido del estado de Veracruz tras recibir amenazas de muerte.

“Fue un acto de intimidación. El cumpleañero había hablado en contra de la administración de la universidad y por aquí saben exactamente cómo hacerte callar”, afirma Carlos Landa, estudiante de la institución. Los policías municipales de Xalapa tardaron más de 12 horas en enviar a un agente a la escena del suceso y, según la policía local, nadie está investigando el incidente de manera oficial.