El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, extendió las órdenes de evacuación el jueves a la costa del condado y a otras áreas del interior, debido a que el huracán Irma amenazó con provocar graves inundaciones en el sur de la Florida.

La nueva orden de Giménez cubre el resto de la zona de evacuación B, así como la zona C, representa una rápida escalada de los esfuerzos de Miami-Dade para conseguir que los residentes huyan de las zonas consideradas más vulnerables a la peligrosa oleada de tormenta. El miércoles, Gimenez dijo a los residentes en la zona A y la parte oriental de la zona B (Miami Beach y las otras islas de barrera del condado) comenzar a evacuar a las 7 de la mañana del jueves.

Secciones de Cutler Bay, Florida City and Homestead — ciudad que fue arrasada por el huracan Andrew en 1992—también se encuentran en la zona de evacuación extendida.

Para la zona C, la orden de evacuación también afecta sectores algo más alejados de la costa, abarcando el resto de Homested, además de secciones de Coral Gables, el sur de Miami, Miami Shores y el Norte de Miami Beach.

Giménez dijo que decidió ampliar la orden de evacuación después de evaluar los mapas de inundaciones suministrados el jueves en la mañana por el Centro Nacional de Huracanes.

La nueva orden entrará en vigencia más tarde este jueves. El alcalde instó a la población a buscar primero protección entre amigos y familiares antes de pasar a un refugio de emergencia.