El condado de Miami-Dade suspendió este martes el toque de queda que había implementado desde el domingo a raíz del impacto del huracán Irma.

La medida que restringía el tráfico de 7 p.m. a 7 a.m. no será implementada este martes en la noche, anunció el vocero Michael Hernández. La ciudad de Miami también decidió suspender su toque de queda el martes.

Sin embargo, otras ciudades todavía podrían implementar este tipo de restricción a medida que sus cuadrillas de limpieza tratan de despejar las calles.

El Condado Monroe, en donde están los Cayos de la Florida que fueron fuertemente impactados por Irma, si mantendrá un toque de queda desde el anochecer hasta el amanecer. La medida permitirá que los equipos de limpieza despejen las calles y autopistas de escombros y ramas de árboles.

Sin electricidad

s probable que todavía muchas personas hayan pasado una noche calurosa, pero el servicio eléctrico en el sur de la Florida que fue afectado por el huracán Irma está siendo restaurado —aunque lento pero de manera consistente.

Según datos de la empresa estatal de electricidad FPL, unos 300,000 hogares y negocios en los condados Miami-Dade, Browad y Palm Beach recuperaron el servicio eléctrico durante la noche del lunes y la madrugada del martes.

A las 8 a.m. del martes, en Miami-Dade 647,790 seguían sin electricidad de un total de 1.1 millones de clientes. En Broward, 486,740 clientes de 933,300 no tenían energía eléctrica; y en Palm Beach, 391,140 clientes de 739,000 no tenían electricidad. Eso es aproximadamente 1.5 millones de hogares y negocios sin electricidad.