“Mientras el cambio climático amenaza con extinción, los políticos piensan solo en elecciones”

182

Los líderes políticos deben convertir en máxima prioridad la necesidad de controlar el cambio climático antes de que sea demasiado tarde, pero están lejos de la vida de los ciudadanos, preocupándose solo por ganar las próximas elecciones, indica el político británico Ken Livingstone.

En su artículo para RT en inglés, el también exalcalde laborista de  (2000 – 2008) recuerda que en esa ciudad, durante los años 40 y 50, cada invierno “teníamos nevadas y algunas dejaban nieve sobre el suelo por semanas”, mientras que los veranos eran suaves y húmedos.

“Ahora en la misma ciudad hemos tenido dos nevadas muy cortas en los últimos 20 años y cada verano hace mucho calor, con temperaturas por encima de los 90 grados Fahrenheit (32 grados centígrados)”, subrayó el exparlamentario.

Además, señaló, en la década de 1960 las noticias de televisión informaban quizá una o dos veces al año sobre algún gran huracán o inundación, pero el clima ha empeorado tanto que “ahora vemos esos incidentes dos o tres veces al mes”.

Cuenta atrás

Livingstone indicó que en 2007 conoció a Rajendra Pachauri, quien presidía el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), y los dos discutieron las predicciones de un experto, según el cual “apenas teníamos una década antes de que el calentamiento global superara un punto de cambio catastrófico”. Rajendra le dijo que temía que “ya lo hubiéramos pasado y que, en el mejor de los casos, solo teníamos unos pocos años para evitarlo”.

Censura climática

“Los peligros del calentamiento global se mencionan en la versión final de un importante informe que se discutirá en una reunión internacional a finales de este mes, pero algunos de los científicos que trabajaron en esos temas han dicho públicamente que sus advertencias sobre el cambio climático han sido suavizadas, para hacer que la publicación resulte más aceptable para países como EE.UU. y Arabia Saudita, que no quieren reducir las emisiones [de gases de invernadero]”, remarcó.

El informe fue encargado por varios gobiernos después de la conferencia realizada por la ONU en París en 2015, cuando se acordó tomar medidas para limitar el aumento de la temperatura globala menos de 2 ºC y, si posible, tratar de limitarlo a no más de 1,5 ºC.