Un grupo de panaderos, integrado por migrantes mexicanos y centroamericanos, quedó atrapado en su lugar de trabajo a causa de las torrenciales lluvias que provocó la tormenta tropical Harvey y durante dos días se dedicó a hornear pan dulce para los damnificados en Houston.

Retenido por las inclemencias del tiempo, el grupo de panaderos de ‘El Bolillo Bakery’, sobre la calle Wayside Drive, en el sureste de Houston, elaboró el pasado fin de semana pan para los afectados por Harvey.

Fue “un gesto literalmente y figurativamente dulce”, publicó el periódico The Houston Chronicle.

Durante la mayor parte de los dos días “decidieron no perder el tiempo e hicieron tanto pan dulce como pudieron”, dijo al periódico el gerente de la panadería, Brian Alvarado.

Los panaderos utilizaron alrededor de dos mil kilos de harina en el transcurso de su tiempo en la panadería, de donde pudieron ser recogidos la mañana del lunes, después de permanecer ahí desde el viernes.

La panadería, una de las tres sucursales de ‘El Bolillo’ en el área de Houston, no fue dañada por las inundaciones aunque las calles a su alrededor quedaron anegadas, dijo Alvarado.

Las panaderías anunciaron el pasado jueves a través de las redes sociales que se habían estado preparando para tener suficiente pan para sus clientes durante la tormenta.

“¡Tenemos todo lo que necesitas para sobrevivir a Harvey este fin de semana! Provéete ahora ahora! ¡Permanece seguro Houston!”, indicó la cadena de panaderías en un mensaje el jueves en Facebook.

En otro mensaje, el lunes, la firma dio a conocer la anécdota de lo que hicieron los panaderos de su sucursal en la calle Wayside, quienes quedaron retenidos por la lluvia y las inundaciones.