Como gesto de solidaridad con los mexicanos, migrantes oaxaqueños y de otras nacionalidades que radican en el área triestatal del noreste de Estados Unidos, que abarca Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, recaudaron 10 toneladas de ayuda humanitaria, de las cuales dos llegarán a Oaxaca, a beneficio de los damnificados por el sismo.

En un comunicado, el director de México Trade en NY, Pedro Matar, informó que esta iniciativa denominada “Redoblando Esfuerzos por México”, se hizo en coordinación con los migrantes y organizaciones, así como del gobierno del estado a través del Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM) para apoyar en un primer momento a los afectados en Chiapas y Oaxaca.

Pedro Matar, quien además es el Enlace de Migrantes del IOAM en NY, refirió que ante la contingencia que se vive en Morelos, Puebla, Estado de México y Ciudad de México, tras el movimiento telúrico del pasado 19 de septiembre, también enviarán ayuda humanitaria a los estados mencionados, la cual estará llegando de manera paulatina en los próximos días.

Refirió que los connacionales mexicanos y de otros países que radican en el noreste de la Unión Americana se han volcado en un gesto de hermandad hacia el pueblo de México ante estas tragedias, dando desde un par de zapatos hasta una casa de campaña, por lo que adelantó que continuarán recaudando insumos de ayuda humanitaria para atender a quienes más lo necesitan.

Añadió que se recolectaron colchonetas, almohadas, botiquines de primeros auxilios, muletas, ropa, entre otros artículos de utilidad para las personas afectadas.

Hizo hincapié en que “la comunidad migrante del noreste de Estados Unidos tiene el compromiso de auxiliar a quienes más lo necesitan, no están solos, trabajamos de la mano con el gobierno del estado y el IOAM para ayudar a damnificados”, subrayó.

Asimismo, la comunidad de migrantes y “dreamers” en Nueva York se ha organizado para la recolección y envío de víveres para las personas que resultaron damnificadas en Puebla.

Ricardo Andrade, presidente de la Fundación Pies Secos, informó que los migrantes mexicanos asentados en los condados de Queens, Bronx y en Yonkers se organizaron de manera inmediata tras conocer las afectaciones en Puebla, principalmente en la región de la mixteca, zona con mayor expulsión de migrantes.