Mueren decenas de niños en un bombardeo de la coalición árabe en Yemen

188

Medio centenar de personas, entre ellas muchos menores, murieron hoy en un bombardeo de la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra autobuses que transportaban a niños en un mercado de la ciudad de Dahian, en el norte de la provincia septentrional de Saada, feudo de los rebeldes hutíes.

El jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en el Yemen, Johannes Bruwer, confirmó a través de Twitter la muerte de un total de 50 personas y 77 heridos, y detalló que el hospital de Al Talh, que cuenta con el apoyo de esta organización, recibió 30 muertos y 48 heridos, la gran mayoría de los cuales son niños. “Los niños no deben pagar el precio de una guerra muy de adultos”, dijo Bruwer en su tuit.

Anteriormente, el portavoz de la Cruz Roja en el Yemen, Adnan Hazam, informó a Efe de que el hospital de Al Talh, recibió 29 cadáveres de menores de entre 10 y 14 años, además de 48 heridos, entre los que hay 30 niños.

Hay 30 muertos y 48 heridos, la gran mayoría niños

Por su parte, el doctor Salah Qurban, director del hospital Republicano de la ciudad de Saada, capital de la provincia homónima, dijo a Efe que ese centro recibió 15 cuerpos, de los cuales 12 pertenecen a menores de 18 años, además de 36 heridos, 24 de ellos menores.

“El bombardeo tuvo como objetivo un autobús que transportaba a cerca de 60 alumnos de una escuela de verano y tres maestros, y el resto de las víctimas son vendedores y clientes” del mercado de Dahian, detalló Qurban.

El director del hospital público agregó que los fallecidos y los heridos fueron transportados todos juntos en vehículos por ciudadanos que se ofrecieron voluntarios para socorrerlos. “La situación es dramática y catastrófica, hemos hecho lo que hemos podido en colaboración con las instituciones y la Cruz Roja”, destacó.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) expresó su “horror” por el ataque y señaló que “muchos niños inocentes han sido matados o mutilados”, destacando en un tuit que algunos de ellos llevaban mochilas de esta agencia de la ONU.

Anteriormente, el portavoz del Ministerio de Salud del Gobierno de los rebeldes hutíes en Saná, Yusef al Hadari, explicó que los menores estaban de camino a un centro educativo de verano que depende del Ministerio de Asuntos Islámicos. Según esta fuente, el bombardeo impactó en tres autobuses y causó la muerte de 39 personas y heridas a otras 43.

Al Hadari también señaló que en Dahian no hay centros sanitarios para tratar a las víctimas, por lo que estaban siendo transferidos a Saada, pero advirtió de que incluso en esta urbe los hospitales “no serán suficientes para el gran número de heridos”.

Los menores estaban de camino a un centro educativo de verano que depende del Ministerio de Asuntos Islámicos

El bombardeo tuvo lugar esta mañana en respuesta al lanzamiento de un misil balístico por parte de los rebeldes hutíes contra territorio saudí, que impactó anoche en la ciudad de Yazán (suroeste) y provocó la muerte de un yemení residente en el reino y heridas a otros once, según la alianza árabe.

El portavoz de la coalición, Turki al Malki, confirmó asimismo que la alianza de países suníes fue quien llevó a cabo el ataque en Saada, que calificó de “una acción militar legítima contra los elementos que planearon y llevaron a cabo el ataque contra civiles en la noche de ayer en la ciudad de Yazán”. Asimismo, aseguró que el bombardeo se realizó “de acuerdo con el derecho internacional humanitario y sus normas consuetudinarias”.

Esta no es la primera vez quela coalición árabe, que actúa en el Yemen contra los rebeldes hutíes, golpea objetivos civiles y causa víctimas entre los ciudadanos del país vecino. Hace tan sólo una semana, el movimiento hutí responsabilizó a la coalición de un ataque que impactó en un mercado de pescado y en el acceso de un hospital de la ciudad de Al Hudeida, en el mar Rojo, que está controlada por los rebeldes.

En esa acción murieron al menos 52 personas, según el director de la oficina de Salud de Al Hudeida, Abdelrahmán Yaralá, responsable de esta dependencia controlada por el Gobierno rebelde. Sin embargo, la coalición negó estar detrás del bombardeo y acusó a los hutíes de haber lanzado proyectiles de mortero contra el mercado y el hospital desde un cuartel cercano.

Los rebeldes chiíes, que reciben el apoyo de Irán, controlan varias regiones del norte y el oeste del Yemen, incluida la capital del país, Saná, desde finales de 2014.