Mueren dos turistas en Portugal al caerse de un acantilado mientras se tomaban un selfi

564

Una mujer británica y un hombre australiano que eran pareja han muerto al precipitarse desde un acantilado con más de 30 metros de altura porque se habrían intentado tomar un selfi.

Louise Benson y Michael Kearns hacían turismo en Portugal cuando sufrieron un accidente letal en la playa de Pescadores, un lugar que se encuentra en la localidad de Ericeira, unos 35 kilómetros al noreste de Lisboa.

Trabajadores de los servicios de emergencia encontraron un teléfono móvil en el muro que rodea el acantilado y el capitán de la autoridad marítima del puerto de Cascais, Rui Pereira da Terra, manifestó a la agencia de noticias Lusa las sospechas de las autoridades portuguesas: la caída se habría producido porque los turistas estaban realizando fotografías.

“Una vez que encontramos un teléfono móvil en el muro, todo sugiere que las víctimas podrían haber estado sacando un selfi, el teléfono habría caído, se habrían agachado para agarrarlo y se precipitaron”, detalló Pereira.

Tras este suceso, muchos residentes locales demandan que se tomen medidas, debido a que la pared del acantilado es un lugar popular para sacar instantáneas. “Es urgente repensar la seguridad de esa zona”, debido a que “el muro es bajo y no tiene protección”, escribió el activista Pedro Fernandes Tomás en Facebook.