La compañía aérea estadounidense United Airlines ha sufrido este fin de semana una tremenda tormenta en redes sociales tras conocerse que uno de sus empleados no dejó embarcar a unas pasajeras por no ir correctamente vestidas. 

El suceso tuvo lugar en el aeropuerto de Denver. Un trabajador de la compañía impidió subir a la aeronave a dos adolescentes que levaban leggings  y pidió a una niña de 10 años que se pusiera un vestido para poder continuar con su viaje. 

Una usuaria de Twitter fue testigo de la prohibición y compartió lo sucedido en la red social, creándose una enorme vorágine de repulsa hacia la aerolínea. 

Un empleado de United en la puerta de embarque no ha dejado entrar a unas niñas que llevaban leggings en un vuelo que iba de Denver a Minneapolis ¿porque la licra no está permitida? 

La compañía respondió a esta usuaria comunicándole que sus trabajadores se guardan el derecho de admisión para impedir que cualquier persona que no esté correctamente vestida entre en el avión.