Ola de frío provocó que el mar se congelara en las costas de Massachusetts

119

La ola de frío que azota al noreste de los Estados Unidos es histórica y ha dejado imágenes que se recordarán por muchos años. Pero probablemente las de Old Silver Beach sean las más gráfica sobre la intensidad del fenómeno y sus consecuencias.

En la bahía de Buzzards, al sur de la península del condado de Falmouth, en Massachusetts, las personas pudieron caminar sobre el mar. La temperatura fue tan baja que se formó una consistente banquisa, como se llama al hielo formado sobre el agua salada del océano.

La misma comienza a congelarse a -1,8°C, pero la temperatura en Old Silver Beach en la noche del sábado al domingo cayó hasta los -20°C. El paisaje se volvió entonces antártico al amanecer, cuando fueron filmadas las imágenes que ilustran esta nota.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) informó que el “amargo” frío y los vientos helados siguen afectando este domingo al noreste de Estados Unidos, pero hay “una tendencia a la moderación” y “se prevé que comience el lunes y continúe hasta la mitad de la semana”.

El mapa meteorológico del país, plagado de colores y advertencias en los últimos días, reflejaba cierta vuelta a la normalidad en la mayor parte del área, con excepciones en el norte de Maine, Virginia y el este de las dos Carolinas, según el NWS.

No obstante, la institución señaló que durante este domingo que las temperaturas seguirán siendo gélidas en el noreste y “se acercará o romperá probablemente otro día de récords, particularmente por las mínimas frígidas de la noche”.