Otra niña se rinde en Siria al ver una cámara

84

Hace pocos días la imagen tomada por el fotográfo turco Osman Sağırlı en el campo de refugiados de Atmeh, en Siria, en diciembre de 2014 se hacía viral dando a conocer a todo el mundo el miedo con el que viven, día a día, gran cantidad de menores de edad.

La prueba se hace más fuerte hoy, tras esta otra fotografía, tomada por un trabajador de la Cruz Roja, que retrata a una niña también de nacionalidad siria, pero en esta ocasión en un campo de refugiados en Jordania.

Al igual que en la primera foto la pequeña también confunde la cámara fotográfica con un arma de fuego y levanta los brazos en señal de rendición y con lágrimas en los ojos.

El fotógrafo, René Schulthoff, cuenta al diario Daily Mail que sacó la foto en noviembre del año pasado.

Schulthoff asegura que no sabe ni quién es la niña ni su paradero actual, y declara al diario que se le llenaron los ojos de lágrimas al verla de esa manera en su ordenador. “Me conmocionó su reacción, el miedo y el verla llorando… Es una tragedia para esta joven generación”.

La pequeña es uno de los 17.000 refugiados que alberga el campo de Azraq, a 100 kilómetros al este de Amán, la capital jordana.