Papa Francisco: “Que Dios bendiga a los Estados Unidos”

51

En su primer discurso en Washington, el Sumo Pontífice agradeció las iniciativas ecológicas del presidente Barack Obama y pidió trabajar por la paz en el mundo.

“Daré en el Congreso palabras de aliento a los hombres que dirigen esta nación. También me encontraré con familias para respaldar las instituciones del matrimonio en este momento crítico de la historia de nuestra civilización”, dijo Obama.

“Los católicos de los Estados Unidos están comprometidos con salvaguardar los derechos de las personas y rechazar toda forma de injusticia y discriminación. Hay tantas personas preocupadas con que esos esfuerzos de forzar un orden social más justo y el derecho a la libertad de culto, una de las posesiones más valiosas de los Estados Unidos”; agregó, en un discurso que leyó en inglés.

Francisco llamó también a defender el medio ambiente. “Me siento alentado por su iniciativa sobre ecología. El cambio climático es un problema que no podemos dejarle pendiente a las generaciones futuras. Estamos viviendo en un momento crítico -dijo-. Todavía hay tiempo para hacer los cambios que permitan un mundo más sustentable. Tal cambio exige de nuestra parte un enfoque serio y responsable”.

El Papa también citó al reverendo Martin Luther King. “Hemos fallado en nuestra promesa, y ahora es el momento de cumplir con nuestra promesa”, dijo, en referencia a los cuidados necesarios para sostener el medio ambiente.

“Por lo tanto -agregó- los esfuerzos que se han hecho para abrir nuevas puertas a la cooperación, creemos que son positivas a lo largo de una senda de reconciliación y libertad”. “Quisiera que todos apoyen los esfuerzos para proteger a los más vulnerables”, dijo el Papa.

“Para que nuestros hermanos y hermanas, en todo el mundo, puedan saber las bendiciones que trae la paz y la prosperidad que Dios tiene para todos sus hijos. Una vez más le agradezco por su bienvenida y veo con ansiedad lo que pasará en los días que pasaré en su país. Que Dios bendiga a los Estados Unidos”, finalizó Francisco.

Honores de jefe de Estado

El discurso formó parte de una pomposa bienvenida. El auto de Francisco avanzó lentamente hacia una alfombra roja en el Jardín Sur de la Casa Blanca, donde lo esperaron Obama y su esposa Michelle. Hubo luego un apretón de manos, un breve diálogo y una breve caminata hacia el estrado donde dieron un discurso.

Frente a unas 15.000 personas invitadas por la Casa Blanca a presenciar el momento histórico, Obama y Francisco se dirigieron a un estrado decorado con más alfombras y los colores de la bandera estadounidense, y rodeado por una guardia militar con uniformes históricos.

Se escucharon los himnos de la Santa Sede y los Estados Unidos. Obama pronunció un discurso de bienvenida que Francisco respondió con palabras de agradecimiento. Luego se escuchó al coro de San Agustín y una salva de 21 cañonazos.

Lo que no habrá es una cena de Estado en la Casa Blanca como sucede con la mayoría de las visitas de este tipo, debido a la agenda papal.

Francisco pasará el resto del día con los obispos católicos y celebrará una misa en la Universidad Católica.

Visita histórica

El papa Francisco inició una visita a los Estados Unidos en la que llevará adelante una cargada agenda repleta de temas de alto voltaje para la sociedad estadounidense, en especial los sectores más conservadores.

Francisco, un jesuita argentino de 78 años, aterrizó el martes en los Estados Unidos, capital del capitalismo, después de una visita también histórica a la isla Cuba, donde arrastró multitudes, en especial en dos misas campales.