Piloto realiza un aterrizaje manual tras fallar instrumental de vuelo y salva la vida a 370 personas

256

Un avión que cubría la ruta directa Nueva Delhi-Nueva York con 370 personas a bordo debió realizar un aterrizaje de emergencia el pasado martes 11 luego de producirse una falla generalizada en su instrumental de vuelo, una situación que se agravó por la escasez de combustible y las malas condiciones metereológicas.

El panorama que enfrentó el comandante Ruston Palia, a cargo del vuelo AI-101 de Air India, fue desolador. Después de 15 horas de vuelo, prácticamente todos los sistemas electrónicos estaban fuera de servicio, por lo que evitar una tragedia en medio de una Nueva York extremadamente nublada y con poca visibilidad dependía de su pericia.

Un diálogo aterrador

Durante la conversación que mantuvo con la torre de control del aeropuerto John F. Kennedy antes de aterrizar, el piloto describió cuál era su dramática situación, publicó NDTV. “Básicamente, tenemos un radioaltímetro de fuente única y una falla en el sistema de alerta de tráfico y evasión de colisión”, detalló, aunque eso no fue todo: “no hay aterrizaje automático, no hay sistemas de cizalladura del viento, no hay freno automático y la unidad de alimentación auxiliar también está fuera de servicio”.

Este panorama, sumado a la falta de combustible, obligó al Boeing 777-300 de nueve años de antigüedad a descartar el aeropuerto neoyorquino y dirigirse al de Newark, en el vecino estado de Nueva Jersey, donde fue aguardado por equipos de emergencia para atender cualquier problema que pudiera surgir.

Pese a todo el despliegue de seguridad, el avión logró aterrizar sin inconvenientes, 38 minutos después de que se detectara el primer inconveniente. Para realizar la maniobra con éxito, Palia se tuvo que guiar por referencias externas.