Preocupación mundial tras el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí por parte de Trump

128

Los líderes mundiales expresan su preocupación por la decisión de la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y trasladar la Embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén. Se espera que en los próximos días se lleven a cabo varias manifestaciones en el mundo árabe.

19:30 GMT: El presidente de Palestina, Mahmud Abbás, ha afirmado que el anuncio de su homólogo estadounidense, Donald Trump, respecto a que Estados Unidos reconoce Jerusalén como capital de Israel significa la retirada de Washington del proceso de paz en esa región. Según Abbás, la decisión de Trump ayudará a las organizaciones extremistas a librar guerras santas.

19:08 GMT: El Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, ha condenado la medida y la ha tachado de “irresponsable” y ha pedido a Washington que reconsidere su decisión.
“Condenamos la declaración irresponsable de la Administración de EE.UU. (…) declarando que reconoce a Jerusalén como la capital de Israel y que trasladará la Embajada de EE.UU. en Israel a Jerusalén”, reza el comunicado.

“Hacemos un llamado a la Administración de EE.UU. para que reconsidere esta decisión defectuosa que puede resultar en resultados altamente negativos y para evitar pasos no calculados que dañarán la identidad multicultural y el estado histórico de Jerusalén”.

18:59 GMT:Egipto ha rechazado la decisión de EE.UU. de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Por su parte, el grupo Hamás calificó la medida como una agresión flagrante contra el pueblo palestino, según Reuters.

18:39 GMT: El presidente francés, Emmanuel Macron, se ha negado a apoyar la decisión “unilateral” de Trump de declarar Jerusalén como capital de Israel. Hablando desde Argel, donde se encuentra en una visita diplomática, Macron calificó la declaración de “lamentable” y reiteró el llamamiento para que israelíes y palestinos determinen el Estado de Jerusalén a través de negociaciones.

“Esta es una decisión lamentable que Francia no aprueba y que va en contra del derecho internacional y todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Macron a los periodistas en una conferencia de prensa.