Presidencia de Guatemala se definirá en segunda vuelta

33

Guatemala realizó una jornada de elecciones generales sin precendentes, en la que, según cifras preliminares del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la afluencia superó el 50 por ciento de los 7.5 millones de ciudadanos aptos para emitir el sufragio.

Hasta las 10:00 pm, hora local de Guatemala, con poco más del 12 por ciento de los votos contabilizados, el primer boletín del Tribunal Supremo Electora informó que la carrera presidencial se definirá en segunda vuelta entre los candidatos Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) y Manuel Baldizón de partido Libertad Democrática Renovada.

Morales contabilizaba 25.47 por ciento de los votos, Baldizón tenía un 21.43 por ciento y la exprimera dama izquierdista Sandra Torres contaba con un 19.15 por ciento. Las próximas elecciones se realizarán el 25 de octubre.

El candidato Presidencial de Libertad Democrática Renovada (Lider), el principal de la oposición, Manuel Baldizón, favorito de los sondeos, prometió un gobierno “incorruptible” si gana la primera magistratura.

Manuel Baldizón, un acaudalado empresario y político de carrera de 45 años, está al frente de las encuestas con cerca del 30% de respaldo. Su compañero de fórmula está acusado de asociación ilícita y tráfico de influencias. Pero por ser candidato goza de inmunidad judicial, no puede ser juzgado y sigue en la contienda electoral.

Baldizón ha reconocido el hartazgo que sienten los guatemaltecos con la delincuencia, la corrupción y la impunidad. Su campaña promete una “modernización del Estado democrático” para reformar el gobierno y combatir la pobreza y la desigualdad social.

Pero su campaña violó los topes legales de financiación e hizo caso omiso una orden para que dejara de gastar dinero en la contienda.

La exprimera dama de la nación (2008-2012), Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (Une), expresó su confianza en pasar a la segunda vuelta electoral, que se celebrará el próximo 25 de octubre si ninguno de los candidatos obtiene el 50 por ciento más uno de los votos.

Para el analista Renzo Rosal, catedrático de la Universidad Rafael Landívar, “una de las motivaciones es que la participación se transforme en hechos concretos”.