Procesan a un exjugador de Boca y a la viuda e hijo de Pablo Escobar por ‘narcolavado’ de activos

130

La Justicia argentina confirmó este martes el procesamiento de un exfutbolista del club Boca Juniors y de familiares de Pablo Escobar Gaviria, en una causa por lavado de activos provenientes del narcotráfico.

Se trata del exvolante de la selección colombiana Mauricio ‘Chicho’ Serna y de la viuda e hijo del afamado traficante de drogas, Victoria Henao Vallejos y Juan Pablo Escobar Henao. En la causa, estos dos últimos llevan el nombre que adoptó cada uno tras establecer residencia en Argentina: María Isabel Santos Caballero y Sebastián Marroquín Santos.

La Cámara Federal de San Martín confirmó el procesamiento de los sospechosos en un juicio por lavado de dinero a través de un emprendimiento inmobiliario en la localidad de Pilar, en la zona norte del Gran Buenos Aires.

Tanto Serna como los familiares de Escobar habían sido procesados en junio pasado por un juez federal de Morón, Néstor Barral, quien además dictó un embargo por 30 millones de pesos argentinos a cada uno (775.815 dólares).

En su resolución, Barral los consideró penalmente responsables del delito de “lavado de activos, agravado por ser realizado por una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esa naturaleza”.

En la investigación, según el fallo publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ), se determinó que la viuda e hijo de Escobar habrían prestado una contribución esencial en el lavado de 2.341.164 dólares y en la comisión en coautoría de un hecho de lavado de 105.352 dólares.

En cuanto al exfutbolista de Boca, ‘Chicho’ Serna, los investigadores sospechan que con su accionar “también realizó una contribución esencial al delito de lavado de activos”, que protagonizaron José Bayron Piedrahita Ceballos, presunto líder de una organización narco y detenido en Colombia, y el grupo que en la Argentina lideraba el empresario Mateo Corvo Dolcet, también procesado, al venderles tres propiedades durante el año 2008.

La banda que encabezaba Piedrahita era investigada en la República de Colombia por la Administración para el Control de Drogas​ del Departamento de Justicia de los Estados Unidos (DEA), la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) y las autoridades policiales locales, que en conjunto descubrieron que tenía vinculaciones con personas físicas y jurídicas radicadas dentro del territorio argentino a través de Corvo Dolcet y la viuda de Pablo Escobar.