Puertorriqueños beben aguas peligrosas por desesperación

168

Más de tres semanas después de que el huracán María azotara Puerto Rico, más de 35% de los residentes, ciudadanos estadounidenses, continúan sin acceso a agua potable segura, y algunos de ellos están acudiendo a fuentes potencialmente peligrosas para conseguirla.

La tarde del viernes, CNN observó a trabajadores de la compañía de aguas de Puerto Rico, Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), distribuyendo agua de un pozo en el sitio de aguas subterráneas contaminadas de Dorado, que fue incluido en 2016 en el programa federal Superfund para limpieza de residuos peligrosos.

Residentes llenaban pequeños botes con una manguera y los apilaban en sus vehículos. Pipas de agua llevaban el líquido a otras personas en distintos lugares. Algunas de las pipas llevaban el nombre del municipio de Dorado. Otras simplemente estaban identificadas con la leyenda “Agua Potable”.