Queman una bandera de Estados Unidos en Parlamento de Irán

482

Un grupo de diputados prendió fuego en la sede del Parlamento de Irán a la bandera de Estados Unidos, así como a un documento que representaba el acuerdo nuclear, en protesta por la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de retirarse del pacto.

El parlamentario conservador y jefe del comité nuclear, Moytaba Zolnurí, se subió a la tribuna del Hemiciclo y, antes de quemar la bandera estadounidense, gritó el lema revolucionario: “Muerte a EE.UU.”.

Otros diputados acogieron con entusiasmo la quema de la enseña y corearon: “Vosotros incendiasteis el JCPOA (siglas en inglés del pacto) y nosotros quemamos vuestra bandera”.

Este gesto simbólico tiene lugar un día después de que Trump anunciara que EE.UU. deja el acuerdo firmado en el 2015 entre Irán y seis grandes potencias y que volverá a imponer sanciones económicas contra Irán.

Otros diputados dieron la bienvenida a la quema de la enseña y gritaron a coro: “Vosotros incendiasteis el JCPOA (siglas en inglés del pacto) y nosotros quemamos vuestra bandera”.

El presidente iraní, Hasan Rohani, anunció anoche que Irán “continuará” en el acuerdo nuclear si se garantizan sus intereses, y tomará “decisiones” más adelante en caso contrario.

Entre esas medidas, Rohani advirtió de que Irán puede volver a enriquecer uranio a “nivel industrial”.

El objetivo ahora es conversar con el resto de firmantes del pacto –Rusia, China, el Reino Unido, Francia y Alemania– para comprobar si van a preservar el acuerdo.

El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, informó que “en respuesta a las violaciones persistentes de Estados Unidos y la retirada ilegal del acuerdo nuclear” va a llevar a cabo “un esfuerzo diplomático para averiguar si los otros firmantes del JCPOA pueden garantizar sus beneficios completos para Irán”.

“El resultado (de esas consultas) determinará nuestra respuesta”, aseveró Zarif en su cuenta de Twitter, en línea con lo anunciado por el presidente.

El JCPOA limita el programa nuclear de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones pero, según Trump, es “desastroso” y no cumple su objetivo de que Irán no consiga la bomba atómica.