Dos pilotos quisieron cumplirle el sueño a un niño de 10 años, pero no midieron las consecuencias. El mes pasado, los empleados de la compañía aérea de Argelia Air Algerie le permitieron al menor de edad pilotear un avión comercial.

Ante lo sucedido, la empresa suspendió a los pilotos.

Según consigna Daily Mail, los aviadores formaron parte de una iniciativa de caridad para la televisión local, que tenía como objetivo cumplirle el sueño al niño, que había quedado huérfano y su gran anhelo era convertirse en piloto.

En el video se puede ver al menor vestido para la ocasión, y se sentó en el lugar del copiloto.

Los aviadores le permitieron utilizar los controles en la cabina y realizar los chequeos de pre-vuelo para la ruta que iría de Argel a Setif.

El niño también llevó a cabo el ajuste de la potencia del avión.

El propio piloto, ante las cámaras, reconoció que el menor de edad estaba ajustando las configuraciones del avión, y que no se trataba de un simple simulacro.

“Vas a ser un piloto muy bueno”, le dijo uno de los aviadores luego de terminar todos los controles.

Se cree que el avión era un ATR72-600, que puede transportar hasta 80 pasajeros.

Tras lo sucedido, los pilotos fueron suspendidos y podrían enfrentar cargos criminales.