Repudiable: Niña de 9 años, embarazada tras ser raptada por ISIS

91

Miles de niñas y mujeres fueron arrancadas de sus hogares en el país del Golfo Pérsico, tras lo cual se las torturó, se las obligó a casarse con yihadistas del Estado Islámico y se las transformó en esclavas.

Muchas de estas traumatizadas víctimas finalmente fueron descartadas por la organización terrorista y lograron volver a sus hogares, aunque entre ellas hay muchas maltratadas, heridas, humilladas y varias hasta embarazadas.

El más joven de estos repudiables casos es el de una niña de apenas nueve años de edad, según reveló el trabajador humanitario Yousif Daoud, quien vive en Canadá.

El hombre aseguró que “esta chica es tan joven que podía morir si da a luz a un bebé. Incluso una cesárea es peligrosa, y el abuso sexual que ha sufrido la dejó traumatizada mental y físicamente”.

Más de 200 yazidíes ancianos y enfermos fueron liberados el miércoles pasado por militantes del Estado Islámico (ISIS). Los secuestrados fueron entregados a las fuerzas kurdas cerca de la ciudad de Kirkuk, y muchos de ellos se veían agotados y desorientados al hablar.

Una anciana recordó que había sido capturada por los insurgentes en agosto pasado cuando estos últimos derrotaron a las fuerzas kurdas en el área de Sinjar y procedieron a purgar su población yazidí, matando a cientos de personas y tomando a otras miles como cautivas.

Todavía no está claro por qué los yihadistas decidieron liberar a los yazidíes, a quienes consideran adoradores del diablo, pero la organización terrorista ya había soltado a otros más de 200 rehenes en circunstancias igualmente misteriosas, según publica el periódico Daily Mirror.

Antes de ser liberados los yazidíes pensaron que estaban siendo conducidos a su ejecución, pero en su lugar fueron apilados en un microbús que los llevó en lotes hasta posiciones donde se encontraban los combatientes kurdos, denominados “peshmergas”.

Líderes de la comunidad yazidí se encontraban allí para recibirlos, y una ambulancia se hallaba en estado de alerta. Sin embargo, activistas yazidíes dicen que muchos de sus correligionarios permanecen en manos del ISIS, que a menudo ha sometido a las mujeres a la violación y la esclavitud sexual.

Las Naciones Unidas advirtieron en marzo pasado que el Estado Islámico puede haber cometido un genocidio contra la minoría yazidí. Éste es un pueblo antiguo, predominantemente kurdo que sigue su propia religión derivada del Islam, el cristianismo y el zoroastrismo.