Rescatan a niña de 13 años prostituida para pagar alcohol y tabaco a su madre

141

La Policía Nacional ha detenido en Almería a la madre de una niña de 13 años que presuntamente permitió que su hija se prostituyera para así pagarle el tabaco y el alcohol, así como a un hombre de 59 años acusado de mantener relaciones sexuales con la menor.

Posteriormente, el Juzgado de Instrucción número 5 de la capital ha decretado la puesta en libertad con cargos de la madre, a la vez que se le ha impuesto una orden de alejamiento con la víctima así como con otro hijo suyo de 9 años. 

El juez, a su vez. ha decretado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza por un delito de abuso sexual para J.M.S.P., un hombre de 59 años acusado de mantener relaciones sexuales con la menor.

La Comisaría de Almería informaba a primera hora en una nota de que a la mujer, de nacionalidad rusa, se le imputaba un delito de abandono de familia, mientras que el hombre, J.M.S.P., quien contaba con antecedentes previos por abusos sexuales, es investigado por los delitos de corrupción de menores y abuso sexual.

La investigación policial se inicio a raíz de una información confidencial acerca de una mujer que ofrecía a hombres la compañía de su hija de 13 años a cambio de 15 o 20 euros, alcohol, tabaco o comida.

Los agentes desplegaron un dispositivo de vigilancia sobre la menor y su hermano de 9 años y comprobaron que se encontraban sin escolarizar, en estado de abandono y que pasaban la mayor parte del tiempo deambulando por las calles de Almería.

Según la Policía Nacional, la niña era obligada por su madre a responsabilizarse por completo de su hermano y a proveerla todos los días de alcohol y tabaco, por lo que ha sido arrestada como presunta autora de un delito de abandono de familia.

Asimismo, los policías comprobaron que la víctima se veía con un hombre de 59 años que ya contaba con antecedentes por abusos sexuales a menores y que fue detenido.

Los dos hermanos fueron trasladados a un centro de protección de menores.

Posteriormente, los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un empresario de hostelería que habría tenido trabajando a la niña en su comercio durante unos quince días a cambio de cinco euros diarios.
Una vez identificado, se procedió a su detención como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores. EFE