Rusia fortalece la ruta marítima del norte con misiles costeros Bastión

94

Los militares rusos siguen fortaleciendo la defensa del Ártico: el mando de la Flota del Norte de Rusia desplegará en la isla de Kotelny una batería de misiles supersónicos costeros Bastión hasta finales de este año, según el rotativo Izvestia.

Esos proyectiles, que resultan efectivos contra blancos terrestres y marinos, tienen un alcance de 600 kilómetros y remplazarán a los obsoletos sistemas Rubezh, ya retirados del servicio.

Con esta incorporación, la Flota del Norte podría controlar y defender de manera eficaz la ruta marítima del norte desde sus bases en las islas Novosibirsk, en las ínsulas Wrangel, Kotelny y Cabo Schmidt.

Además, la base militar de Kotelny albergará sistemas cañón-misil antiaéreos Pántsir-S, junto con unidades logísticas, de reconocimiento radiotécnico y de guerra radioelectrónica.