Rusia prueba ‘cañones de microondas’ para aviones de combate de sexta generación

181

Los sistemas de armas electromagnéticas rusas ya “existen y progresan con bastante eficacia”, afirmó Vladímir Mijéiev, asesor del primer vicedirector de la corporación rusa Tecnologías Radioelectrónicas (KRET, por sus siglas en ruso). “Las pruebas se realizan constantemente, tanto en laboratorios como en polígonos”, agregó el funcionario, citado por TASS.

Asimismo, Mijéiev expresó que también se desarrollan sistemas para defenderse de este tipo de armas.

Las armas de energía dirigida pueden ser empleadas para desactivar misiles entrantes al ‘quemar’ la electrónica de las ojivas de guiado. El directivo de KRET sostuvo que los futuros cazas de combate de sexta generación de Rusia podrían estar equipados con tales dispositivos.

Mijéiev predijo anteriormente en una entrevista con TASS que varios componentes electrónicos de la aeronave se fusionarán en un dispositivo integrado, que combinará las funciones de radar y otros sensores, así como un sistema de guerra electrónica, un sistema de guía de misiles, y probablemente, un dispositivo de comunicación.

Su uso ofensivo es emitir grandes cantidades de radiación de microondas, lo que sería perjudicial para los pilotos, por lo que solo aviones no tripulados podrían portar este tipo de sistemas.