Se constituye el primer Congreso de “izquierda” en la historia reciente de México

187

México contará a partir de este 1 de septiembre con un Congreso con mayoría de izquierda por primera vez en su historia reciente, desde la llamada transición democrática. Esto como consecuencia del arrollador triunfo electoral del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Una situación que, más que un simple cambio de presidente, evidencia la reconfiguración del régimen político en México.

Un poco de historia

Desde el año de 1968, en que los estudiantes y otros sectores sociales comenzaron a movilizarse para democratizar al país, México nunca había tenido mayoría de un partido de izquierda en las dos cámaras.

Y para que eso ocurriera tuvieron que pasar muchos años y muchas cosas.

Con la reforma política de 1977, dos de los primeros partidos de izquierda –el Partido Comunista de México y el Partido Socialista de los Trabajadores–, lograron ganar algunos espacios en un Congreso dominado por el PRI, entonces partido hegemónico.

Sin embargo, no fue sino a partir de las elecciones de 1988 que la izquierda electoral comenzaría a ganar algunos espacios tras la creación del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Desde entonces, la izquierda partidista en México se constituyó como una fuerza política importante que, sin embargo, se vio rebasada durante 30 años por un bipartidismo de derecha encabezado por el PRI y el PAN, impulsores de las políticas neoliberales que el país mantuvo por décadas.

Tras dos cuestionadas elecciones presidenciales en 2006 y 2012, López Obrador decide dejar el PRD y formar un nuevo partido, Morena, el cual compitió por primera vez en las elecciones de 2015 y que hoy, en 2018, se convirtió en la primera fuerza política en obtener mayoría en las dos cámaras en lo que va del siglo XXI, tiempo en que se dio en el país el proceso de la “alternancia” en el poder.

Conformación de un Congreso “lopezobradorista”

En la Cámara de Diputados, conformada por 500 legisladores, la bancada de Morena para la LXIV Legislatura quedó integrada por 247 diputados, que junto a sus aliados PT, con 29, y PES, con 31, logra un total de 307 legisladores.

El derechista PAN quedó con 80, y el PRI, partido del actual presidente Enrique Peña Nieto, alcanzó apenas 47 diputados en una derrota electoral sin precedentes para el partido tricolor.