España: Se constituye el primer sindicato de trabajadoras sexuales

241

Se ha constituido en España el primer sindicato de trabajadoras sexuales, bajo la denominación ‘Organización de Trabajadoras Sexuales’ y las siglas OTRAS. Su implantación abarca todo el territorio nacional y tiene su domicilio en Barcelona.

Según el documento depositado en el Ministerio de Trabajo, el sindicato desarrollará su cometido “en el ámbito funcional de las actividades relacionadas con el trabajo sexual en todas sus vertientes”. Sin embargo, al haber sido admitidos los estatutos, se debería haber confirmado que las ocupaciones recogidas cumplen con la legislación vigente. En este sentido, no puede incluir la prostitución, puesto que es una actividad ilegal en España.

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, al conocer la noticia ha dicho que le han colado “un gol por la escuadra”. En los pasillos del Congreso, ha asegurado que “desconocía por completo” la tramitación de este expediente y que como responsable del departamento “jamás” habría dado el visto bueno a la publicación de la constitución del sindicato en el Boletín Oficial del Estado. Además, ha afirmado que llevará a cabo un procedimiento para la anulación de oficio por parte del Ministerio. El propio presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha corroborado este punto.

Desde fuentes del órgano directivo del sindicato aseguran a RT que su organización cumple escrupulosamente con la legalidad vigente y con todos los requisitos. Además, explican que sus operaciones abarcarán todos los trabajos que sean legales en España, como por ejemplo las telefonistas sexuales, los trabajadores relacionados con la pornografía o las bailarinas sexuales.

Además, se muestran absolutamente en contra de la trata de personas y de todo tipo de explotación, por lo que no entienden las críticas recibidas porque, opinan, no saben muy bien qué están criticando. “Falta un poco de sentido común”, han dicho. Con respecto a las declaraciones realizadas por la presidenta de Andalucía –una de las primeras voces públicas en censurar al sindicato– han apostillado que “la moral es una cosa y los derechos laborales son otra”.

Censura al Gobierno de Sánchez

El visto bueno del Ministerio a este sindicato ha propiciado numerosas críticas al Gobierno del presidente Pedro Sánchez, que desde su constitución se denominó ‘feminista’. Antes de conocerse la intención de impugnar la inscripción del sindicato, una de las primeras políticas en alzar la voz ha sido Susana Díaz, la citada presidenta de Andalucía y persona que le disputó la Secretaría General de su partido en las primarias celebradas en 2017.

Díaz urge al Gobierno a parar el “intento de legalizar la prostitución” con la creación de este sindicato. Según recoge Europa Press, la presidenta andaluza ha declarado que “quienes luchamos contra la explotación de las mujeres no podemos mirar para otro lado”