Víctimas del #terremoto en #Nepal aumenta a más de 1400 personas

126

Un fuerte terremoto de magnitud 7,9 grados en la escala Richter sacudió hoy una extensa región en Nepal, India, Tíbet y Bangladesh, derrumbó casas y templos centenarios, produjo avalanchas en la cadena montañosa del Himalaya y mató a más de 1400 personas, informaron las autoridades.

Se trata del peor seísmo que asolado la región del Himalaya en los últimos 81 años. El terremoto ha derribado numerosos edificios, entre ellos una torre del siglo XIX en la capital de Nepal, Kathmandú, y ha provocado una avalancha mortal en el Monte Everest, donde han fallecido ocho montañeros. El Gobierno ha declarado el estado de emergencia en las zonas afectadas y ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que envíe ayuda humanitaria.

dt.common.streams.StreamServer

El terremoto ha llegado a China, donde han fallecido 11 personas, en la región del Tíbet. En la India la cifra de muertos ya asciende a 34.

Según ha informado el Ministerio de Asuntos Exteriores a EL MUNDO, no consta que haya españoles entre los fallecidos. La Embajada de España en Dehli está recabando toda la información posible y la unidad de emergencia consular está activada.

El temblor de tierra se registró a las 06.11 GMT, a 28,1 grados latitud norte, 84,7 grados longitud este, punto que queda al noroeste de Katmandú, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos y se sintió en lugares tan lejanos como Nueva Delhi, la capital de La India y también al norte del país, desde Calcuta hasta la frontera con Pakistán, y también en el este del país.

CDbegIQWMAAy9pQ

Diez montañeros han fallecido y otros 40 han resultado heridos en el campo base al pie del Everest como consecuencia del terremoto, mientras que dos españoles que se encuentran allí han resultado ilesos. Así lo ha manifestado telefónicamente a la agencia Efe Javier Camacho Giménez, un montañero turolense, que junto con el asturiano Ricardo Fernández, se encontraban en el campo base para intentar ascender a la cumbre del Lhotse sin ayuda de oxígeno ni sherpa de altura.

El terremoto les ha sorprendido en el campo base y ha provocado una avalancha desde el pico Pumori que ha sepultado algunos campamentos, especialmente los que integraban montañeros chinos y japoneses. La situación en la base del Everest es ahora un “caos”, los helicópteros no pueden acceder y se ha instalado un hospital de campaña para atender a los heridos.

En Kathmandú, numerosos edificios se han deplomado y las paredes de varias casas han quedado reducidas a escombros. “Todo el mundo está en la calle. La gente se ha apresurado al hospital”, ha declarado un reportero de la agencia Reuters.

En varias zonas de la capital nepalí se han producido derrumbes de edificios, particularmente antiguos, incluidos templos y monumentos, y miles de personas se encuentra en las calles ante el riesgo de que las edificaciones colapsen.

El escritor nepalí Kashish Das Shrestha relató que la Plaza Durbar en el centro de Katmandú, culturalmente importante y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, está en un estado irreconocible. La torre Dharhara, de nueve plantas, se ha derrumbado y varias personas han quedado atrapadas entre sus ruinas.

Los habitantes de Katmandú salieron corriendo de sus casas presas del pánico. Las comunicaciones telefónicas y la cobertura de telefonía se ha visto afectadas por el terremoto, que ha abierto grietas en calles y calzadas.