Sicarios matan a británico millonario y a su esposa y los entierran en el jardín de su mansión

200

La Policía de Tailandia ha encontrado los cuerpos de dos adultos desaparecidos desde la semana pasada, un millonario británico y su esposa, luego de que tres sujetos confesaran haberlos asesinado a sueldo en la provincia de Phrae, al norte del país.

Se trata de Alan Hogg, un empresario retirado de 64 años, y Nod Suddaen, tailandesa de 61, que llevaban más de 10 años viviendo juntos. Trascendió que los sicarios primero dispararon a Hogg y luego usaron un martillo para golpear hasta la muerte a Suddaen, antes de enterrarlos en el jardín de la propiedad utilizando una excavadora perteneciente al británico.

De acuerdo con Bangkok Post, los sospechosos implicaron durante su confesión a Warut Satchakit, hermano de Suddaen, afirmando que pagó el equivalente a 1.500 dólares por los asesinatos.

Previo a la aparición de los cuerpos, Satchakit, vecino de las víctimas, fue arrestado por el robo de la camioneta de Hogg, evidenciado por las cámaras de vigilancia de la mansión. El hombre negó cualquier relación en la desaparición de la pareja y quedó en libertad tras pagar una fianza.

Satchakit, no obstante, fue detenido de nuevo tras las confesiones, que apuntaron a que presuntamente ordenó los asesinatos a causa de una disputa familiar. La camioneta robada, por su parte, había sido vendida y días después llevada a la Policía por su nuevo dueño, tras enterarse de la investigación en curso.