Texas inicia limpieza y reconstrucción

115

Harvey, la devastadora tormenta que inundó una enorme área de Houston, Texas, y obligó a miles de personas a abandonar sus hogares, volvió a tocar tierra el miércoles, moviéndose al este y empapando al vecino estado de Luisiana.

Pero el Centro Nacional de Huracanes predijo que la tormenta se debilitará gradualmente a medida que se desplace hacia el interior y se aleje de Houston, donde un número incalculable de residentes permanece atrapado en sus hogares, aislados por aguas revueltas y agitadas que a menudo llegan hasta la cintura.

La tormenta tropical Harvey todavía trae vientos de hasta 75 kilómetros con ráfagas más altas. La responsable de Seguridad Interior, Elaine Duke, advirtió que “las inundaciones catastróficas probablemente” durarán varios días, incluso después de que terminen las históricas lluvias.