“Todos los ilegales deben trabajar como esclavos y de forma gratuita”

126

Una mujer que integraba una junta vecinal en un barrio de Los Ángeles abandonó el cargo esta semana tras la presión que desataron unos comentarios que hizo en contra de los mexicanos e indocumentados de esta localidad.

Varios residentes de Silver Lake exigieron la renuncia de Karen Speitel, miembro del consejo de vecinos de esta localidad y que en un debate sobre inmigración en una red social señaló que “todos los ilegales deben trabajar como esclavos de forma gratuita para todos los ciudadanos que vinieron aquí de la manera correcta”.

Seamus Garrity, vicepresidente de la Junta de Vecinos de Silver Lake, confirmó hoy a Efe que como consecuencia de estos comentarios el organismo recibió decenas de correos electrónicos que solicitaban el despido de la mujer, a la que calificaron de racista.

“De forma personal, disfruto la diversidad de mi comunidad y creo necesario colocar un límite a declaraciones como las de Speitel”, manifestó a Efe Garrity.