Trump admite haber pagado a su abogado para silenciar a actriz porno

14

El presidente Donald Trump, que durante meses guardó silencio sobre un supuesto affaire con la actriz porno Stormy Daniels y luego negó saber nada de ese tema, reconoció este jueves que su abogado Michael Cohen recibió dinero para un acuerdo con ella y así comprar su silencio antes de las elecciones.

Las palabras del presidente llegan solo horas después de que Rudy Giuliani, exalcalde de Nueva York y miembro ahora del equipo legal de Trump, revelara que el mandatario reembolsó a Cohen 130,000 dólares que pagó a la actriz.

“Michael Cohen, un abogado, recibió un depósito mensual, no de la campaña y sin que tuviera nada que ver con la campaña”, indicó el presidente en una serie de tuits.

El mandatario trató de desvincular el dinero utilizado para el acuerdo judicial de cualquier tema de la campaña, ya que dicha posibilidad podría crearle serios problemas judiciales. Cohen, su abogado personal y quien se encuentra bajo investigación criminal por posible fraude bancario y violación a las leyes de financiación de campaña, pagó a la intérprete poco antes de las elecciones presidenciales los 130,000 dólares para que mantuviera en silencio un supuesto romance en 2006. Los fiscales lo están investigando .

Cohen, que primero negó el acuerdo, acabó reconociendo que él había puesto el dinero de su propio bolsillo y afirmó que nunca Trump se lo había devuelto.

El escándalo se conoció a principios de enero e inicialmente el presidente Trump ignoró el tema y mantuvo silencio durante meses. El pasado 5 de abril se refirió a Daniels, aunque para negar que supiera nada del acuerdo judicial.

Su comentario se realizó en su avión presidencial cuando regresaba de West Virginia:

– ¿Sabía del pago de 130,000 dólares a Stormy Daniels? – preguntó un periodista. 

–No –respondió Trump.

– ¿Por qué Michael Cohen hizo el pago? 

–Tendrá que preguntarle a Michael Cohen. Michael es mi abogado. Tienen que preguntarle a Michael.

– ¿Sabía de dónde vino el dinero? 

–No, no lo sé.

Con los tuits de esta mañana, el presidente cambia el paso en lo que parece una nueva estrategia ante una posible actuación de la justicia. El FBI allanó las oficinas y la habitación donde se estaba quedando Cohen el pasado 9 de abril y se hizo con numerosos documentos, algunos de ellos sobre el pago a Stephanie Clifford, verdadero nombre de la actriz porno.

En los tuits de este jueves, Trump justificó el pago a Daniels afirmando que es una práctica “muy común entre los famosos y los ricos” y se realizó para “impedir las falsas acusaciones y la extorsión de ella (Daniels) sobre un affaire pese a haber firmado una carta pormenorizada en la que reconocía que no existía dicho affaire”.

Este cambio del discurso sobre el supuesto romance comenzó en la noche del miércoles cuando Giuliani reconoció en Fox News que el presidente reembolsó los 130,000 dólares. El exalcalde de Nueva York afirmó que Trump “no conocía los detalles, pero sí que sabía del acuerdo general, que Michael (Cohen) se encargaría de ese tipo de cosas”.

Pese a que el periodista Sean Hannity le recordó a Giuliani que Cohen había dicho públicamente que nunca le habían devuelto el dinero que pagó a Daniels de sus finanzas, el nuevo miembro del equipo legal de Trump insistió: “Ese dinero lo pagó su abogado, como yo lo haría, de los fondos de su firma u otros fondos, eso no importa. El presidente lo reembolsó en un periodo de varios meses”.

Michael Avenatti, representante legal de la actriz porno, celebró la entrevista de Giuliani. “Pase lo que pase @foxandfriends, por favor no dejen de ayudar a nuestro caso semana tras semana haciendo que el Sr. Trump y el Sr. Giuliani aparezcan y hagan declaraciones perjudiciales. Son sin duda los mejores; ¿dónde podemos enviar la cesta de regalo?”, escribió Avenatti.

El nombre del abogado personal de Trump saltó a los medios de comunicación cuando en enero The Wall Street Journal publicó que él le había pagado a Daniels 130,000 dólares para que no revelara una supuesta “relación íntima” con Trump cuando él tenía 59 años y ella 27. El encuentro ocurrió, según esas informaciones, en Lake Tahoe, locación en el límite estatal entre California y Nevada, un año después de que el actual presidente y Melania Trump se casaran en 2005.

La actriz demandó al presidente el 6 de enero alegando que la “cláusula de confidencialidad” del acuerdo con su abogado personal no es válida ya que no llevaba la firma del presidente. También inició un litigio contra el propio Cohen y Trump por difamarla.

Fuente: Univisión Noticias