Trump anuncia nuevas medidas contra los inmigrantes

263

“Voy a estar haciendo cosas en las próximas dos semanas que tienen que ver con inmigración, y que creo que os dejarán muy impresionados”, ha anunciado este miércoles el presidente, Donald Trump, en una entrevista a la web informativa The Hill.

No ha querido aclarar sin embargo a qué se refiere, y varios altos cargos de la Casa Blanca han asegurado a ese medio que desconocen de qué puede tratarse.

Trump advirtió hace unas semanas de que planeaba cerrar el Gobierno federal antes de las elecciones parlamentarias de noviembre, para forzar así al Congreso a aprobar una partida presupuestaria con la que construir el muro fronterizo.

Sin embargo, los congresistas, quizá temerosos de las consecuencias que ese cierre tendría en las urnas, frustraron los planes del presidente y llegaron a un acuerdo que permite funcionar al Gobierno federal hasta principios de diciembre. Así, la crisis política se aplaza al menos hasta después de las elecciones.

El presidente ha afirmado hoy en la citada entrevista que ya se ha comenzado la construcción de 80 millas de muro, aunque, en realidad, lo que está haciendo mayormente es apuntalar el ya existente.

“Toda la vida de los demócratas se centra en intentar y asegurarse de que no tengamos un muro, no porque no lo necesitamos, porque sí lo necesitamos, sino porque es una promesa que hice, y quieren asegurarse de que no la cumpla”, ha añadido Trump. En realidad, los demócratas aceptaron aprobar fondos para el muro a cambio de que Trump permitiera quedarse en el país a los soñadores protegidos por el programa DACA, pero el presidente se negó a apoyar ese acuerdo.

El Partido Republicano tiene 51 senadores, y por tanto la mayoría, aunque exigua. Trump ha insistido hoy en que necesita 60 senadores para poder aprobar sus medidas. Podría conseguirlos en las elecciones de noviembre, aunque parece difícil, a tenor de las encuestas.

Otra forma de conseguirlos sería no necesitarlos, es decir, abolir la regla que hace necesarios 60 senadores para aprobar medidas importantes, pero ni siquiera el Partido Republicano quiere hacerlo (en parte, porque debilitaría las instituciones democráticas; en parte, porque favorecería a los demócratas cuando recuperen el control de la Cámara).

El argumento que usa Trump es que hay “10 senadores demócratas que controlan el Senado” y bloquean sus políticas. Eso no es cierto: los republicanos tienen 51 senadores, luego tienen mayoría; el problema para Trump, como ocurrió con la votación contra el seguro médico ObamaCare, es que no todos respaldan siempre lo que le gustaría al presidente.