Un Centroamericano detenido en Miami por mostrar documentos falsos

196

Normalmente, cuando los funcionarios de inmigración niegan la entrada al país a un visitante extranjero es porque su visa o pasaporte son falsas.

Pero el pasajero nicaragüense Mario Alberto Páez Pravia fue arrestado el 22 de marzo en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), porque los documentos que presentó a un cónsul estadounidense en Managua para demostrar que necesitaba una visa para tratamiento médico en los Estados Unidos eran falsos, de acuerdo con una denuncia penal presentada en el tribunal federal de Miami.

El caso es uno de los pocos que se apartan de lo normal en la zona de control de pasaportes de MIA en semanas recientes. Por ejemplo, el 20 de marzo, un equipo de funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) se acercó a un viajero venezolano mientras caminaba en una pasarela para abordar un vuelo con destino a Caracas. Johnny Rómulo Betancor García fue detenido por no registrar en Estados Unidos un negocio de divisas y remesas de dinero a Venezuela, un caso poco visto en MIA.

El caso que involucra a Páez, de 25 años de edad, comenzó el 22 de marzo, cuando el nicaragüense llegó a MIA en un vuelo procedente de Managua, de acuerdo con la denuncia penal presentada por un funcionario de CBP.

Según la denuncia, Páez presentó su pasaporte nicaragüense que tenía en su interior una visia estadounidense genuina emitida por el consulado.

Algo le pareció sospechoso al funcionario de control de pasaportes porque éste remitió a Páez a una oficina conocida como unidad de inspección secundaria donde los viajeros son interrogados más a fondo sobre su viaje a Estados Unidos o su estatus migratorio.

“El acusado fue enviado a la inspección secundaria por la unidad ambulatoria de CBP como posible fraude”, según la denuncia.

Durante el interrogatorio en la inspección secundaria, los funcionarios de CBP descubrieron que Páez había obtenido su visa utilizando documentos falsos presentados con su solicitud.

Una revisión del equipaje del acusado reveló registros clínicos y estados de cuentas bancarios fraudulentos que había presentado al funcionario consular con el fin de obtener la visa”, dice la denuncia penal.

Cómo fue que funcionarios de CBP llegaron a la conclusión de que los registros médicos y cuentas bancarias eran falsos no se explica en la denuncia penal. Pero el interrogatorio de CBP resultó exitoso para los agentes federales.

“El acusado admitió ante los funcionarios de CBP que no tenía ninguna condición médica, y que había sufrido un accidente de motocicleta”, dice la denuncia penal. “El acusado también admitió que le presentó al funcionario consular registros médicos y estados de cuenta bancarios fraudulentos para que no se le negara su visado”.

La denuncia penal dice también que Páez reveló a los interrogadores de CBP que había pagado $5,000 a un “proveedor de documentos” como pago por los registros médicos falsos.

La queja no describió los registros médicos falsos o qué tipo de documentos fueron los que el cónsul solicitó o examinó en Nicaragua.

Pero el sitio web de la sección de visados del Departamento de Estado dice que entre los documentos que los extranjeros que buscan tratamiento médico en Estados Unidos deben presentar son una carta de un médico o centro médico en Estados Unidos explicando claramente que están dispuestos a tratar la dolencia específica del visitante.

Otros requisitos incluyen estados de cuenta bancarios para probar que el viajero tiene suficientes recursos financieros para cubrir gastos médicos, de transporte y de estancia en los Estados Unidos.

CBP no respondió a un mensaje de correo electrónico para que hiciera comentarios sobre el caso.

El abogado de Páez, una defensora de oficio, dijo que iba a verificar si podía hacer comentarios, pero luego no llamó a el Nuevo Herald con un comentario.

Páez fue instruido de cargos el 10 de abril y ahora aguarda ser enjuiciado en junio.