Un hombre muere junto a su esposa por negarse a abandonarla cuando se quemaba su casa

157

Roger Freestone amaba tanto a su mujer que entregó su vida para que ella no muriera sola. Este hombre de 67 años decidió quedarse al lado de Maureen, de 65 años, mientras su casa se quemaba. Los dos fallecieron por inhalación de humo e intoxicación de monóxido de carbono.

Los luctuosos hechos sucedieron el pasado 28 de marzo, en la localidad de Cambridgeshire, en el Reino Unido, pero no ha sido hasta ahora, cuando las investigaciones policiales han podido reconstruir lo que pasó en el hogar de los Freestone. 

Al parecer, la pareja guardaba una gran cantidad de material inflamable en su casa: muebles viejos, cajas de cartón, plásticos… Por si esto fuera poco, Roger también almacenaba latas de gas en el hogar, un combustible que luego utilizaba para su trabajo de reparador. Todos estos objetos propagaron el fuego a gran velocidad. 

Cuando el incendio se produjo, Maureen se encontraba en la cama. La mujer sufría la parálisis de la mitad de su cuerpo, por lo que no pudo reaccionar a tiempo. En vez de intentar huir por la puerta o por la ventana, su marido decidió ir a la habitación en la que se encontraba su esposa e intentar tranquilizarla con su presencia. 

Según el investigador David Heming, de la Policía de Cambridgeshire y Peterborough, “Una caja de cartón se prendió en la sala de estar donde el señor Freestone se encontraba. A pesar de que intentó sacar el objeto de la habitación, no pudo evitar que el fuego se propagara”, asegura en declaraciones recogidas por el Mirror.

Otras dos personas se encontraban en la casa cuando se produjo el incendio. Se trataban de los dos cuidadores de la pareja, que quedaron atrapados en el salón por las llamas, pero que consiguieron abrirse paso rompiendo una ventana. 

Los médicos certificaron la muerte de los dos ancianos a la misma hora: a las 9:25 de la noche.