Un lugar de Rusia permite ‘viajar’ al pasado en 15 minutos

206

En Rusia hay una isla que puede trasladar al pasado a cualquiera que recorra unos cuatro kilómetros hacia el este, un trayecto que no suele tomar más de 15 minutos: ese lugar se llama Ratmánov o Diómedes Mayor, mientras que el destino es la ínsula Krusenstern o Diómedes Menor y pertenece a Estados Unidos.

Las dos islas se encuentran en el estrecho de Béring y quienes realicen ese viaje se encontrarán en el día anterioral tocar territorio estadounidense. Por ejemplo, si uno parte desde Ratmánov a las 12:15 del viernes llegará a Krusenstern a 16:30 del jueves.

El fenómeno tiene una explicación natural: entre ambas pasa la línea internacional de cambio de fecha, una frontera imaginaria próxima al meridiano 180°. Eso implica que haya que retrasar el reloj casi un día aunque, en realidad, el tiempo fluya con normalidad.

Además, quienes se encuentran en la isla Ratmánov el 31 de diciembre son las primeras personas del planeta que comienzan el nuevo año.