Al menos una persona ha muerto, siete han desaparecidos y 25 han resultado heridas en el terremoto de 3,6 grados en la escala abierta de Richter que ha sacudido esta noche la isla italiana de Ischia, en el suroeste del país. Según las autoridades, la víctima es una mujer que fue alcanzada por cascotes que cayeron de una iglesia en la localidad de Casamicciola.

Según un balance provisorio, el sacudón dejó hasta el momento dos muertos -una mujer mayor falleció golpeada por los escombros caídos de la iglesia principal, que se derrumbó -, diez desaparecidos en diversos derrumbes y 25 heridos. “Hubo un estruendo que llegó desde el mar y luego un corte de luz”, dijeron testigos.

En la localidad de Casamicciola, al norte de la isla, hubo graves daños: se derrumbó un edificio, así como una antigua iglesia. Varios hoteles, conocidos por sus aguas termales, se encontraban aislados. Según el diario La Repubblica, el terremoto se registró en el mar, a una profundidad de 10 kilómetros, pero fue sentido perfectamente en muchas zonas de la isla.

Expertos recordaron que el 29 de julio de 1883 otro terremoto, de casi 6 grados de escala Richter, arrasó la localidad de Casamicciola, provocando unos 2300 muertos.

El hospital Rizzoli de Lacco Ameno fue evacuado por la presencia de varias grietas en el edificio. Los bomberos recibieron decenas de llamados y varios equipos se encontraban trabajando. Desde Nápoles iban llegando, a través de ferrys, equipos de rescate desde varias partes de Italia.