Un policía de Estados Unidos golpea brutalmente a un hombre en la cabeza

295

Las impactantes imágenes de un oficial de Policía de Baltimore (Maryland, EE.UU.) golpeando repetidamente a un hombre en la cabeza han provocado indignación pública y han derivado en la suspensión inmediata del agente involucrado.

El suceso se registró el sábado pasado en la calle Monument Street, en el este de la ciudad portuaria, y fue grabado en un video que se viralizó en Instagram. Las imágenes evidencian cómo el agente Arthur Williams golpeó brutalmente a Dashawn McGrier, un ciudadano que le estaba gritando al oficial, antes de iniciarse la agresión.

En la grabación se observa cómo un segundo policía parece intentar separar a su colega de la víctima, pero Williams se abalanza sobre el civil sin dejar de golpearlo hasta que se ve sangre en el pavimento.

La Policía de la ciudad emitió un comunicado diciendo que recibió el video del incidente poco después de que sucediera. “La Oficina de Responsabilidad Profesional fue enviada inmediatamente al área. Como resultado de la información disponible, el comisionado interino de la Policía de Baltimore, Gary Tuggle, suspendió al oficial de inmediato”, reza el comunicado. El segundo agente fue destinado a tareas administrativas hasta que concluya la investigación.

“Tengo tolerancia cero para los comportamientos como el que vi en el video de hoy”, declaró Tuggle. “Los oficiales tienen la responsabilidad y el deber de controlar sus emociones en las situaciones más estresantes”, añadió.

En lo que se refiere al ciudadano agredido, McGrier fue liberado de la custodia y no fue acusado de ningún delito. Su abogado, Warren Brown, precisó que su cliente tuvo que acudir al hospital y “puede haber sufrido una fractura en la mandíbula, una fractura en la nariz, tal vez algunas costillas fracturadas, y tenía dificultades para sentir su pierna izquierda”, informa WFMZ.

Una investigación federal reveló el año pasado que las fuerzas policiales de Baltimore tienen patrones de uso excesivo de la fuerza, discriminación racial y control policial inconstitucional. La ciudad fue investigada luego de que se produjeran violentas protestas en 2015 tras la muerte del afroamericano Freddie Gray, que entró en coma en una furgoneta policial tras ser detenido y murió de una grave lesión en la médula espinal una semana más tarde.