Un violador se declara transgénero para ir a una cárcel de mujeres y abusa allí de cuatro reclusas

461

Un ciudadano británico llamado Stephen Wood fue condenado en 2016 a una pena de prisión por dos violaciones y varios delitos sexuales con violencia, cometidos entre 2003 y ese mismo año. Durante el juicio, el acusado alegó sentirse mujer, y comenzó a utilizar el nombre de Karen White.

Aplicando las directrices del Gobierno y de varias organizaciones internacionales defensoras de derechos humanos que recomiendan internar a los presos en centros adecuados al género que expresan, las autoridades judiciales británicas aceptaron sus alegaciones y lo enviaron a la cárcel para mujeres de New Hall, en el norte de Inglaterra, a pesar de no haberse sometido a ninguna cirugía de cambio de sexo.

A los pocos días de ingresar en dicha prisión, Karen White habría cometido cuatro nuevos abusos sexuales, según informa Daily Mail, contra otras tantas reclusas. Al parecer, mostró sus genitales a una de sus compañeras de presidio, obligó a otra a que le tocara un pecho mientras le hablaba sobre sexo oral, se “restregó” de forma indecente contra una tercera presa y besó en el cuello a una cuarta sin consentimiento de esta.

Traslado a una prisión de hombres

White ha reconocido dos de estos episodios, pero niega el resto, y alega que no se siente atraído por las mujeres.