Unas 80 mil personas peregrinarán con el papa Francisco por el Central Park

47

Las autoridades estiman que unas 80.000 personas participarán en el recorrido por Central Park, al que sólo podrán acceder quienes tengan una de las entradas que fueron sorteadas semanas antes de la llegada del papa a Estados Unidos.

La zona por donde pasará Francisco en el papamóvil está vallada desde hace días y la policía ha establecido diferentes puntos de acceso, donde desde primera hora de la mañana se han formado largas filas de personas que quieren acceder al parque.

La gente tiene que esperar con paciencia a pasar los controles de seguridad y a partir de las 15:30, hora local (19:30 GMT), se cerrarán todos los accesos al parque y no se permitirá entrar a nadie más hasta que empiece la procesión.

Los afortunados que puedan acceder a la zona del recorrido sólo están autorizados a entrar con agua, algún refrigerio y cámaras de fotos personales, pero están prohibidos los palos para selfies, las pancartas y las bolsas grandes.

El dispositivo de seguridad que se ha desplegado en la zona no tiene precedentes en la ciudad, con agentes de los servicios secretos, la policía de Nueva York, el FBI y unidades especializadas en la lucha antiterrorista.

La procesión está prevista que arranque en torno a las 17, hora local (21:00 GMT), a la altura de Central Park West Drive y la calle 72, en el lado oeste de la ciudad, desde donde Francisco hará el recorrido en el papamóvil, que terminará en la calle 60.

Mientras, desde primera hora, la parte sur del emblemático parque neoyorquino, entre las calles 89 y 59 y la Quinta avenida y Central Park West, permanece cerrada al público y no volverá a abrirse hasta última hora del viernes.

“Los neoyorquinos están dando una calurosa bienvenida al Papa y con los brazos abiertos. (…) El entusiasmo que despierta está siendo extraordinario”, destacó el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, sobre la visita papal.

Una vez que concluya la procesión, el papa Francisco se trasladará al Madison Square Garden, donde ofrecerá una misa ante unos 20.000 fieles, en el último acto de su visita a la Gran Manzana antes de continuar su viaje el sábado hacia Filadelfia.