Va al doctor con dolor en la espalda y le quitan un riñón sano, pensando que tenía un tumor

131

Estados Unidos: Entrar con un dolor de espalda y salir con un riñón menos. Y por error. Esa es la desgraciada historia protagonizada por Maureen Pacheco y el hospital donde los cirujanos le practicaron la operación: el Centro Médico Regional de Wellington, en el estado de Florida (EE.UU.), informó la semana pasada un medio local.

La mujer arrastraba largo tiempo dolencias en la espalda por un accidente de coche y fue al doctor para que le unieran los huesos en la parte baja de la espalda. Tras ser dirigida a otro especialista, entre el 29 y el 30 de abril de 2016, conoció a un cirujano ortopédico que acabaría operándole. Al explorarle la zona vio un supuesto tumor en un riñón, que acabaron extirpándole. Un mes después los patólogos le comunicaron que en el órgano no había restos tumorales.

Al mes siguiente un miembro de patología le comunicó que el órgano extraído resultaba ser un riñón en perfectas condiciones. Interpuesta en diciembre del 2017, la demanda del Departamento de Salud del estado de Florida contra Vázquez reza que el diagnóstico de cáncer no guardaba relación con las condiciones médicas de la paciente, “por lo que era clínicamente innecesario” extirparlo.