Napolitano dimite como presidente de Italia

El presidente de la República de Italia, Giorgio Napolitano, firmó hoy su renuncia al cargo, tal como él mismo adelantó el pasado 31 de diciembre, cuando alegó para ello “las limitaciones y las dificultades” derivadas de su edad, 89 años.

La firma de la renuncia se produjo esta mañana y se hizo pública después de que el primer ministro, Matteo Renzi, interviniera ayer ante el pleno del Parlamento Europeo en su discurso de cierre de la presidencia de turno italiana de la Unión Europea (UE) .

Tres cartas ha tenido que escribir el ahora presidente emérito para hacer oficial su renuncia: una al primer ministro, Matteo Renzi, otra al presidente del Senado, Piero Grasso, y una tercera a la presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini.

Después de una vida entregada a la política, Napolitano se retira para poder dedicarse a su familia, como explicó recientemente, y porque ya tenía “ganas de volver a casa” .

En este momento es Grasso quien asume las funciones de la presidencia de la República hasta que sea elegido el sucesor, cuyo nombre será sometido a una primera votación que tendrá que celebrarse, según contempla la Constitución italiana, antes de los próximos quince días.